viernes, 9 de agosto de 2013

Meningitis

Artículo publicado en el periódico El Informe de David Vol. 3 No. 93 - Edición impresa.
Panamá-Chiriquí, viernes 9 de agosto de 2013.
http://www.elinformedavid.com/
Por: Dr. Danilo Antonio Castillo G.

Cortesía de nyp.org/espanol/library/neuro/meningitis.html






La meningitis es la inflamación del tejido delgado que rodea el cerebro y la médula espinal, llamada meninge.











Cortesía de www.revistasbolivianas.org.bo
Las causas más comunes de meningitis son las infecciones virales que generalmente mejoran sin tratamiento.  Sin embargo, las infecciones meningíticas bacterianas son extremadamente graves y pueden producir la muerte o daño cerebral incluso con tratamiento.  La meningitis también puede ser causada por: irritación química, alergias a medicamentos, hongos, parásitos y tumores.  La mayoría de las meningitis virales se debe a enterovirus, que son virus que también pueden causar enfermedad intestinal.  También otros virus la pueden causar, como es los virus del herpes labial, herpes genital, el de las paperas, el VIH, y el virus del Nilo Occidental.  Desde la aprobación de la primera vacuna contra Haemophilus influenzae serotipo b (Hib), los agentes causales predominantes de la meningitis bacteriana son Neisseria meningitidis y Streptococcus pneumoniae.  Existen algunos agentes menos comunes tales como los estafilococos, bacterias entéricas, estreptococos del grupo B
Cortesía de 412m-mesa3-over-blog.es
y listerias.






















Cortesía de travel.gc.ca
En los cuadros virales su distribución es mundial tanto en las formas epidémicas como en las esporádicas, mientras que las de origen bacteriano tienen amplia distribución.
La meningitis viral se observa con mayor frecuencia en preescolares y en niños de medios socioeconómicos bajos, aunque se pueden presentar en cualquier edad y nivel social.  En las meningitis bacterianas  las dos terceras partes  de los casos corresponden  a niños menores de 5 años.


Cortesía cepem.com.ar
Los síntomas por lo general aparecen rápidamente y pueden abarcar: fiebre y escalofríos, cambios en el estado mental, náuseas y vómitos, sensibilidad a la luz, dolor de cabeza intenso, cuello rígido, etc.  Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad: agitación, fontanelas (popularmente llamada molleras) abultadas en los bebes, disminución del estado de conciencia, alimentación deficiente o irritabilidad en niños, respiración rápida, postura inusual con la cabeza y el cuello arqueados hacia atrás, etc.


Cortesía www.drugs.com
Ante la sospecha de meningitis, se debe realizar una punción lumbar para extraer una muestra del líquido cefalorraquídeo para su análisis.  Los exámenes que se pueden hacer abarcan: cultivo de sangre, radiografía de tórax, tomografía axial computarizada de la cabeza, etc.  Al demostrarse que una meningitis es de origen bacteriano se considera una emergencia y se necesitará tratamiento inmediato hospitalario.




Cortesía de violentus.wordpress.com
El tratamiento en la meningitis viral se fundamenta en medidas generales como: control de la fiebre, manejo de los líquidos y electrolitos, sedación o uso de anticonvulsivantes en caso de convulsiones y uso de diuréticos en caso de  aumento de la presión intracraneal.  En la meningitis herpética se puede administrar antivirales.  En las meningitis bacterianas se usan antibióticos específicos dependiendo del agente causante de la infección y también se apoyan en las medidas generales.
Por lo general la meningitis viral no es grave y puede resolverse en 2 semanas sin complicaciones duraderas, al contrario de las de origen bacteriano pueden dejar lesiones neurológicas permanentes.  Dentro de las posibles complicaciones se conocen: daño cerebral, acumulación de líquido entre el cráneo y el cerebro, disminución de la agudeza auditiva, aumento de líquido dentro del cráneo, convulsiones, etc.


Cortesía de provacproteccionenvacunas.blogspot.com
Ciertas vacunas pueden ayudar a prevenir algunos tipos de meningitis: la vacuna contra el Haemophilus y la vacuna antineumocócica conjugada.  Se debe vacunar a adolescente que ingresan a secundaria y no hayan sido vacunados, estudiantes universitarios que no hayan sido vacunado y residan en viviendas estudiantiles, niños de 2 años en adelante con problemas de inmunidad y personas que viajen a zonas donde las enfermedades por neumococo sean frecuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada